¿Por qué hacer el Camino de Santiago? Te dejamos algunas razones

¿Por qué hacer el Camino de Santiago? Te dejamos algunas razones

Si somos sinceros, creemos que podríamos estar escribiendo cientos de razones por las que hacer el Camino de Santiago… Y es que somos unos verdaderos amantes de todo lo que lo rodea. Pero hemos tratado de resumir todo en 5 puntos:

1º Descubre tus límites

En una experiencia como el Camino de Santiago que, aunque preciosa es muy dura, podrás descubrir tus propios límites y ver hasta dónde eres capaz de llegar. Y es que caminar hasta 20km diarios, sufriendo a veces por el tiempo, los pies que duelen, cargar con nuestro equipaje… Puede ponernos al límite, y es ahí donde veremos la fuerza que podemos llegar a tener.

2º Conócete más a fondo

Y, en estos momentos, en los que te pones al límite es cuando también te conoces más a fondo y ves hasta dónde eres capaz de llegar. De qué manera respondes ante determinadas situaciones, y cómo actúas ante los problemas.

Pero, además, también podemos decir que el hecho de caminar tantos kilómetros te dará tiempo para pensar… Y reencontrarte contigo mismo. Algo que en la sociedad en la que vivimos es muy complicado por las prisas.

3º Desconecta de la rutina

Sal de tu zona de confort, aléjate del trabajo y de tu día a día solo por un pequeño espacio de tiempo… Y camina, y haz etapas para hacer el Camino de Santiago. De verdad que podrás desconectar de todo por unos días.

4º Conoce a nueva gente

Otra de las maravillas que tiene el Camino de Santiago es que se conoce a gente de todos los lugares del mundo y que llevan consigo miles de experiencias y aventuras. Empápate de todas ellas, escucha y habla con los peregrinos que te encuentres por el camino o en los albergues porque seguro que no te arrepentirás.

5º Descubre el Camino de Santiago

No solo la experiencia religiosa Jacobea sino todo lo que hay detrás… Los peregrinos que desean pasar por la puerta Santa, y los ateos que quieres vivirlo simplemente. Los paisajes, los albergues y los bares de las pequeñas villas. Vista los monumentos y pasea los pueblos…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone