¿Qué hacer si llueve en el Camino de Santiago?

¿Qué hacer si llueve en el Camino de Santiago?

Lo cierto es que en el norte llueve, y lo hace mucho. Y, en Galicia especialmente… Por eso es muy fácil que te llueva mientras haces el Camino de Santiago. Así, en el artículo de hoy queremos dejarte algunos consejos que creemos que te ayudarán.

Coge papel y lápiz, porque puede ser que nos lo agradezcas:

1º Lleva siempre un poncho contigo

No pesa nada, y casi ni ocupa… Un poncho bien doblado entra en cualquier bolsillo de la mochila. Por eso es bueno que lo lleves contigo, nunca sabes cuándo te puede hacer falta. Y, en caso de que llueva… Lo agradecerás muy mucho.

2º Calzado para lluvia

Es importante que lleves un calzado cómodo y fresco si es en verano, pero que también te pueda ayudar en caso de que llueva… De lo contrario, puedes sufrir mucho con los pies mojados. Y, en caso de que te coja desprevenido un buen chaparrón, ocúpate de secar bien tus zapatos cuando llegues al albergue.

3º Protégete

Lo cierto es que aunque a veces los chaparrones vienen casi sin avisar, la mayoría de las veces nos mandan señales… Como puede ser encapotarse todo el cielo, así que, si ves que se está poniendo gris el día acércate a algún sitio dónde puedas resguardarte. Y, si tienes que reducir un poco los kilómetros de la etapa, podrás recuperarlos al día siguiente.

4º  Lleva una bolsa de plástico contigo

O dos, de manera que si empieza a llover puedas proteger tus pertenencias de la lluvia. Y, si te has mojado la ropa, podrás meterla en las bolsas para que no se entremezclen con tu ropa seca…

5º Pantalón de lluvia

Al igual que el poncho este tipo de pantalones pueden ser de lo más efectivos cuando haces el Camino de Santiago…

6º Disfruta de la lluvia en el Camino de Santiago

Lo cierto es que la lluvia en Galicia tiene su encanto, aunque tenga muy mala fama (y se diga que llueve de lado)… Así que si estás a resguardo o vas preparado para ella, podrás pararte a disfrutar de la misma.  Y, si ya estás en la última etapa del Camino de Santiago, o has llegado a la Catedral, más todavía…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone