5 consejos para hacer el Camino de Santiago en verano

Ahora que ya ha comenzado el verano, y el calor por fin ha llegado, muchos son los que se han lanzado a hacer el Camino de Santiago.  Es por eso que queremos dejaros algunos consejos para que el trayecto se os haga lo mejor posible:

1º Escoge las mejores horas

Cuidado con las horas de mayor calor, intenta madrugar más y salir a primera hora para que cuando llegue el mediodía ya hayas andado gran parte de la etapa… Intenta evitar  las horas con mayores grados para que tu salud no sufra demasiado.

2º Hidrátate más

Si beber mucha agua es importante siempre cuando hacemos el Camino de Santiago, en épocas de verano lo es todavía más… Intenta llevar agua siempre contigo y bebe cada cierto tiempo para mantenerte hidratado.

Lleva ropa fresca

La ropa es importante, esta debe ser fresca y que deje transpirar bien a tu cuerpo… Pero además, será bueno que protejas tu cuerpo de los rayos del sol ya que son muchas horas expuesto.

Echa protección total, lleva gorra, y a veces la ropa de manga larga si es fresca evitará quemaduras…

4º Ojo con el calzado

Y, por supuesto, el calzado será de lo más importante. Este debe ser fresco, pero también cómodo… No te lances a llevar unas sandalias solamente porque te parezca que son cómodas. Piensa que recorrerás muchos kilómetros cada día.

De esta manera escoge un calzado que no de excesivo calor a tus pies, que sea cómodo y que ya hayas usado en varias ocasiones.

5º Disfruta del Camino de Santiago

De sus sombras, sus prados, de las terracitas de los pueblos que recorres… Y es que si esto ya lo puedes hacer en otras épocas del año, en verano con las buenas temperaturas todavía más.

Párate a echar la siesta o descansar en la sombra de un árbol, date un chapuzón si pasas por un río (que sea seguro), una playa o incluso en alguna piscina pública, disfruta de las terracitas… Y, sobre todo, ten un buen Camino.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone