¿Por qué hacer el Camino de Santiago? Te dejamos algunas razones

Si somos sinceros, creemos que podríamos estar escribiendo cientos de razones por las que hacer el Camino de Santiago… Y es que somos unos verdaderos amantes de todo lo que lo rodea. Pero hemos tratado de resumir todo en 5 puntos:

1º Descubre tus límites

En una experiencia como el Camino de Santiago que, aunque preciosa es muy dura, podrás descubrir tus propios límites y ver hasta dónde eres capaz de llegar. Y es que caminar hasta 20km diarios, sufriendo a veces por el tiempo, los pies que duelen, cargar con nuestro equipaje… Puede ponernos al límite, y es ahí donde veremos la fuerza que podemos llegar a tener.

2º Conócete más a fondo

Y, en estos momentos, en los que te pones al límite es cuando también te conoces más a fondo y ves hasta dónde eres capaz de llegar. De qué manera respondes ante determinadas situaciones, y cómo actúas ante los problemas.

Pero, además, también podemos decir que el hecho de caminar tantos kilómetros te dará tiempo para pensar… Y reencontrarte contigo mismo. Algo que en la sociedad en la que vivimos es muy complicado por las prisas.

3º Desconecta de la rutina

Sal de tu zona de confort, aléjate del trabajo y de tu día a día solo por un pequeño espacio de tiempo… Y camina, y haz etapas para hacer el Camino de Santiago. De verdad que podrás desconectar de todo por unos días.

4º Conoce a nueva gente

Otra de las maravillas que tiene el Camino de Santiago es que se conoce a gente de todos los lugares del mundo y que llevan consigo miles de experiencias y aventuras. Empápate de todas ellas, escucha y habla con los peregrinos que te encuentres por el camino o en los albergues porque seguro que no te arrepentirás.

5º Descubre el Camino de Santiago

No solo la experiencia religiosa Jacobea sino todo lo que hay detrás… Los peregrinos que desean pasar por la puerta Santa, y los ateos que quieres vivirlo simplemente. Los paisajes, los albergues y los bares de las pequeñas villas. Vista los monumentos y pasea los pueblos…

¿Qué hacer si llueve en el Camino de Santiago?

Lo cierto es que en el norte llueve, y lo hace mucho. Y, en Galicia especialmente… Por eso es muy fácil que te llueva mientras haces el Camino de Santiago. Así, en el artículo de hoy queremos dejarte algunos consejos que creemos que te ayudarán.

Coge papel y lápiz, porque puede ser que nos lo agradezcas:

1º Lleva siempre un poncho contigo

No pesa nada, y casi ni ocupa… Un poncho bien doblado entra en cualquier bolsillo de la mochila. Por eso es bueno que lo lleves contigo, nunca sabes cuándo te puede hacer falta. Y, en caso de que llueva… Lo agradecerás muy mucho.

2º Calzado para lluvia

Es importante que lleves un calzado cómodo y fresco si es en verano, pero que también te pueda ayudar en caso de que llueva… De lo contrario, puedes sufrir mucho con los pies mojados. Y, en caso de que te coja desprevenido un buen chaparrón, ocúpate de secar bien tus zapatos cuando llegues al albergue.

3º Protégete

Lo cierto es que aunque a veces los chaparrones vienen casi sin avisar, la mayoría de las veces nos mandan señales… Como puede ser encapotarse todo el cielo, así que, si ves que se está poniendo gris el día acércate a algún sitio dónde puedas resguardarte. Y, si tienes que reducir un poco los kilómetros de la etapa, podrás recuperarlos al día siguiente.

4º  Lleva una bolsa de plástico contigo

O dos, de manera que si empieza a llover puedas proteger tus pertenencias de la lluvia. Y, si te has mojado la ropa, podrás meterla en las bolsas para que no se entremezclen con tu ropa seca…

5º Pantalón de lluvia

Al igual que el poncho este tipo de pantalones pueden ser de lo más efectivos cuando haces el Camino de Santiago…

6º Disfruta de la lluvia en el Camino de Santiago

Lo cierto es que la lluvia en Galicia tiene su encanto, aunque tenga muy mala fama (y se diga que llueve de lado)… Así que si estás a resguardo o vas preparado para ella, podrás pararte a disfrutar de la misma.  Y, si ya estás en la última etapa del Camino de Santiago, o has llegado a la Catedral, más todavía…

Camino fácil: contigo en todo el trayecto

Desde Camino fácil queremos estar contigo a lo largo de todo el Camino de Santiago y facilitarte las cosas durante los largos kilómetros. Es por eso que nuestra empresa ofrece diversos servicios, entre los que destacan el transporte de equipajes y de peregrinos, entre otros.

Pero, desde Camino fácil, que cuenta con más de diez años de experiencia ayudando a los peregrinos ofrecemos también otros  servicios, buscando hacer la vida más sencilla a nuestros clientes.

Así, que si cuentas con nuestros servicios, podrás centrarte en disfrutar del Camino de Santiago y nosotros nos ocupamos del resto mientras estás lejos de tu casa.

Principales servicios de Camino fácil

Entre los principales servicios que ofrecemos desde nuestra empresa, destacamos:

Transporte de mochilas y equipajes

Podrás caminar sin tener que cargar con grandes pesos a la espalda, y es que nuestra empresa transporta tus mochilas por etapas de forma rápida, fácil y económica.

Solo tienes que contratar nuestros servicios y nosotros te recogemos el equipaje cuando empieces la nueva etapa y te lo llevamos a tu meta.

Transporte de personas

Y, una vez hayas terminado el Camino de Santiago si quieres que te llevemos hasta tu casa, a alguna estación o aeropuerto para tomar un vuelo de vuelta, ofrecemos un amplio servicio de taxis.

No estés preocupado por la vuelta, nosotros te lo ponemos fácil.

Transporte de bicicletas

Cada vez son más los peregrinos que optan por hacer el Camino de Santiago en bicicleta y nosotros también estamos ahí para ayudarlos. Transportamos el equipaje por etapas, y llevamos tu bicicleta hasta el camino. No dejes que la falta de transporte te estropee tus planes, nosotros nos ocupamos de todo.

Consigna de equipajes

Por otra parte, si lo que quieres es que tu equipaje te espere en Santiago para cuando llegues, también contamos con consignas que ponemos a tu disposición.

Imagínate que quieres aprovechar que estás en Galicia para hacer turismo una vez hayas acabado el Camino de Santiago, pero no quieres cargar con todo el equipaje, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

 

5 consejos para hacer el Camino de Santiago en verano

Ahora que ya ha comenzado el verano, y el calor por fin ha llegado, muchos son los que se han lanzado a hacer el Camino de Santiago.  Es por eso que queremos dejaros algunos consejos para que el trayecto se os haga lo mejor posible:

1º Escoge las mejores horas

Cuidado con las horas de mayor calor, intenta madrugar más y salir a primera hora para que cuando llegue el mediodía ya hayas andado gran parte de la etapa… Intenta evitar  las horas con mayores grados para que tu salud no sufra demasiado.

2º Hidrátate más

Si beber mucha agua es importante siempre cuando hacemos el Camino de Santiago, en épocas de verano lo es todavía más… Intenta llevar agua siempre contigo y bebe cada cierto tiempo para mantenerte hidratado.

Lleva ropa fresca

La ropa es importante, esta debe ser fresca y que deje transpirar bien a tu cuerpo… Pero además, será bueno que protejas tu cuerpo de los rayos del sol ya que son muchas horas expuesto.

Echa protección total, lleva gorra, y a veces la ropa de manga larga si es fresca evitará quemaduras…

4º Ojo con el calzado

Y, por supuesto, el calzado será de lo más importante. Este debe ser fresco, pero también cómodo… No te lances a llevar unas sandalias solamente porque te parezca que son cómodas. Piensa que recorrerás muchos kilómetros cada día.

De esta manera escoge un calzado que no de excesivo calor a tus pies, que sea cómodo y que ya hayas usado en varias ocasiones.

5º Disfruta del Camino de Santiago

De sus sombras, sus prados, de las terracitas de los pueblos que recorres… Y es que si esto ya lo puedes hacer en otras épocas del año, en verano con las buenas temperaturas todavía más.

Párate a echar la siesta o descansar en la sombra de un árbol, date un chapuzón si pasas por un río (que sea seguro), una playa o incluso en alguna piscina pública, disfruta de las terracitas… Y, sobre todo, ten un buen Camino.