5 consejos para hacer más fácil tu Camino de Santiago

¿Vas a realizar el Camino de Santiago y te estás preparando? ¿Buscando ideas para hacerlo más fácil y llevadero? Entonces este artículo te interesará, y es que vamos a dejarte algunas ideas para conseguirlo.

Así, a continuación, te dejamos 5 prácticos consejos para hacer más fácil tu Camino de Santiago:

1º Escoge la ruta que más te llame la atención

O la que más se adapte a tus necesidades y características. Si escoges el Camino que más deseas conocer, seguramente se hará más llevadero. Y, si te decantas por el que más a mano te queda, o el más sencillo de comenzar, todo será mucho más fácil.

2º Prepara con antelación tus paradas y descansos

Aunque es bueno no ser del todo rígido y dejar espacio para la improvisación, preparar de antemano las etapas y pensar en dónde vas a dormir cada día en el Camino de Santiago. Así, no tendrás que preocuparte de encontrar el sitio, de los kilómetros que tendrás que recorrer… Eso sí, trata de llegar a tiempo para no quedarte sin cama.

3º Si tienes tiempo, deja algún día de descanso en el medio

Esto te ayudará a coger las siguientes etapas con más fuerza, y también a desconectar n poco la mente conociendo nuevos lugares y haciendo turismo; o simplemente descansando y probando la gastronomía…

4º No cargues con tu equipaje

Si no quieres que tus rutas se hagan más pesadas por culpa de tener que llevar a la espalda tu mochila, o quieres ampliar el equipaje, nosotros transportamos tus mochilas por etapas de forma rápida, fácil y económica.

Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y nos encargaremos de que tu equipaje llegue a buen puerto y esté esperándote cuando llegues a la siguiente meta. De esta manera, tú podrás olvidarte de cargar con pesos y disfrutar de las etapas cómodamente.

5º Contrata un servicio de transporte para la vuelta del Camino de Santiago

Y, para que la vuelta a tu casa no se convierta en un quebradero de cabeza, también podrás llevar este tema atado desde el principio.

“Una vez terminado el Camino, ¿necesitas viajar a tu ciudad de origen o a la ciudad desde la que tomarás tu vuelo de vuelta a casa? Consúltanos para nuestro servicio de taxis.”

5 consejos de salud para hacer el Camino de Santiago

¿Vas a hacer el Camino de Santiago? Entonces es oportuno que cuides tu salud, ya que aunque es un camino cada vez más adaptado a casi todas las personas; es cierto que debes de estar algo en forma.
De esta manera, si quieres realizar alguna de las etapas, o uno de los caminos entero, deberás ser consciente de que se trata de sobreesfuerzo en relación con la vida diaria del peregrino (si no eres un deportista profesional, o haces muchas horas de deporte diario)

Por eso, queremos dejarte los siguientes 5 consejos de salud para que puedas hacer el Camino de Santiago sin ningún temor:

1º Realiza un breve reconocimiento médico previo
No se trata de hacer cientos de pruebas, pero no estará de más hacerte un pequeño chequeo para estar seguro de que tu cuerpo no te fallará durante tu viaje. Además, de asegurar que el trayecto no será perjudicial para tu salud.

2º Cuida la alimentación
Haz un buen desayuno, equilibrado y abundante; que contenga fruta, cereales, pan… te ayudará a pasar mejor las primeras horas de la mañana. Que serán además seguramente en las que más kilómetros realices.
La comida debe ser ligera, de manera que puedas seguir andando después de ella y no te sientas demasiado pesado. Mientras que la cena será la comida más fuerte del día, las proteínas ayudarán a tus músculos a recuperar mejor.
Lleva algún snack para picar entre horas, a media mañana y de merienda: algo de chocolate, fruta, pan, caramelos, frutos secos… que te ofrecerán energía para los kilómetros que antes.
Por otra parte, son muy importantes los líquidos, no olvides llevar tu botella de agua y refrescarte cada poco tiempo. Más, si cabe en épocas de mayor calor, como la primavera  el verano.

3º Descanso
Si quieres cuidar tu salud durante el Camino de Santiago el descanso nocturno será fundamental, y también será importante tomarte pequeños momentos durante las etapas para sentarte y beber o comer algo. Coge energía que el día es muy largo.
Tampoco estará de más tomarte algún día de descanso entre etapa y etapa cuando se hacen muchas. Es decir, si vas a hacer un camino completo, tomarte algún día de descanso en medio te ayudará a cargar pilas.

4º No cargues demasiado
Una mochila de unos 40 litros de capacidad será ideal, y si tiene numerosos compartimentos más cómoda… Trata además de ordenar los elementos más pesados cerca de la espalda y los menos y más necesarios en los compartimentos externos.
Se suele decir que lo ideal será cargar no más del 10% de nuestro peso total, de lo contrario nuestra espalda, caderas y piernas podrían resentirse.

5º Un pequeño botiquín
Por último, pero no por ello menos importante, lleva contigo un pequeño botiquín a modo de primeros auxilios. Unas tiritas, unas aspirinas, productos para el cuidado de los pies, etc.