El camino de Santiago virtual será un hecho con Baidú

Baidú, el principal buscador de China, ha anunciado nuevas alianzas para ofrecer a los usuarios chinos visitas virtuales por el Camino de Santiago (también por el Museo del Prado y la ruta del Quijote en nuestro país).

De esta manera, tras el éxito de su primer museo digital dedicado al arquitecto Antoni Gaudí (con más de tres millones y medios de visitas), apuestan por el Camino como un atractivo turístico para sus usuarios. Y, les acercan así al alcance de sus manos el hecho de poder convertirse en peregrinos virtuales.

Así, Baidú quiere dar un paso más allá y ha llegado a varios acuerdos con el objetivo de crear otras rutas virtuales entre las que se encuentra el Camino de Santiago.

¿Cómo será la ruta virtual por el Camino de Santiago?

Pues, entendemos que de la misma manera que hoy en día los internautas chinos pueden visitar el museo digital dedicado al arquitecto Antoni Gaudí, se hará a través de una aplicación desarrollada por Baidu Baike, una enciclopedia online propiedad del buscador.

Así, podrán recorrer las distintas rutas con panorámicas de 360 grados y fotografías con una resolución de 20.000 millones de píxeles.

A lo que posiblemente añadan el recorrido virtual con gafas 3D (como hoy en día el usuario puede ver todo lujo de detalles la Sagrada Familia de Barcelona).

Una manera diferente de peregrinar

Cierto es que este tipo de peregrinaje hasta la puerta Santa de Santiago de Compostela nada tiene que ver con el real. Primero porque siempre es mejor vivirlo en persona que verlo en fotos. Y, por muy buena calidad que estas tengan siempre te perderás algo. Y segundo porque faltan las experiencias que tanto enriquecen el Camino de Santiago.

Ahora bien, de no tener acceso a hacer el Camino, o no poder acercarte a los mágicos lugares que lo componen, ¿qué mejor que poder hacer una visita virtual con todo lujo de detalles?

Esperamos ansiosos su presentación, y la cantidad de visitas que llegará a alcanzar…

5 consejos para hacer el Camino de Santiago

¿Vas a hacer el Camino de Santiago?, ¿te has decidido a hacer unas cuantas etapas? Entonces este artículo te puede ayudar, y es que queremos ofrecerte algunos consejos que sabemos te ayudarán en esta aventura.

  1. Calzado cómodo
    Una de las máximas para que puedas hacer un buen Camino de Santiago es tener un calzado cómodo y que sepas que se adapta a tus pies y tu pisada. Piensa que te vas a pasar horas y horas con ellos.
    Tampoco estará de más que lleves un par de repuesto por si las moscas…
  2. Dale importancia al descanso
    Duerme por las noches, haz pequeños descansos en cada etapa, échate una siesta… Y es que el descanso te ayudará a recuperar y esto a que puedas continuar al día siguiente.
    De lo contrario, irás acumulando cansancio y no lograrás llegar a la meta.
  3. Márcate etapas realistas
    Que sepas que puedes superar con tu condición física y tus capacidades… De lo contrario te sofocarás demasiado y además te sentirás frustrado. No todos los peregrinos tienen que hacer los mismos km. cada día…
  4. Ojo con las comidas
    Sabemos que en Galicia y en otras zonas del Camino de Santiago, se come bien, y que la gastronomía es deliciosa… Pero, si te metes atracones al mediodía, te costará seguir caminando después.
    Así que, si quieres seguir tu camino después de comer, haz almuerzos ligeros y cenas más abundantes. Otra cosa, será que madrugues más, y llegues a los sitios a comer y después pases la tarde descansando.
  5. Disfruta del Camino de Santiago
    Por último, y probablemente lo más importante, disfruta del Camino, porque es una experiencia que no se repetirá… Empápate de otras culturas, conoce a otras personas, disfruta de los lugares, etc.

Ahora sí, ¡buen Camino para todos!

Monasterio de San Antón, una parada obligatoria en el Camino de Santiago francés

Para todos los amantes del Camino de Santiago, o que tengan pensado hacerlo, el Monasterio de San Antón es una parada obligatoria cuando optas por el trayecto francés. Unas ruinas que merece la pena visitar y que guardan una gran historia detrás; y a las que se llega desde Hontanas; la siguiente parada está en Castrojeriz.

El monasterio de San Antón está situado en el despoblado de San Antón, una zona que formaba parte del municipio de Castrojeriz, en la provincia de Burgos, Castilla y León. Y fue fundado en el siglo XII (año 1146), por Alfonso VII fue conocido como real xenodoquio de San Antonio Abad. Aunque, cabe decir que las ruinas actuales son del siglo XIV.

Como decíamos, detrás de esta maravilla arquitectónica aún estando en ruinas, se encuentra una gran historia, y es que, en el siglo XII se fundó la orden de los Caballeros del Hospital de San Antonio, que abrieron diferentes hospitales a lo largo del Camino de Santiago. Unos centros que trataban algunas enfermedades contagiosas, pero sobre todo la conocida como Fuego de San Antón o el ergotismo, y curaban a los peregrinos durante su peregrinaje hacia Santiago. Y, este Monasterio, era uno de ellos…

De esta manera, la orden de San Antón cogió gran fama de milagrera ya que los peregrinos sanaban o mejoraban al llegar a Compostela…

Aunque en la actualidad solo queda en pie el arco que formaba el túnel (por dónde entraban y salían los peregrinos), se ha convertido en una parada obligatoria para todos los caminantes que se decantan por el Camino Francés…

Algunas curiosidades acerca del Monasterio de San Antón

Como el Monasterio estuvo durante años bajo la protección real, en él se podían ver algunos escudos reales tanto en la portada de la iglesia como en las claves de las bóvedas.

Además, el hospital fue en su día de gran importancia, ya que era la sede de la “Encomienda General de la Orden de San Antonio de los distintos reinos de la Corona de Castilla y Portugal, con más de veinte encomiendas dependientes (casas-monasterios-hospitales).” Según leemos en la Wikipedia. Estos monjes realizaban diversas ceremonias para bendecir algunos objetos como la cruz llamada Tau o Thau, el pan de San Antonio, u el vino santo, remedio del fuego. A estas ceremonias acudían muchos fieles.

Así, hoy en día podemos ver las ruinas del Monasterio, la cabecera de la iglesia… y cruzar la carretera por debajo del arco que todavía permanece en pie. En este vídeo que os dejamos, podréis ver una Reconstrucción del Monasterio en 3D, realizada por José Antonio Peñas Artero para la revista Muy Interesante.

San Juan de Ortega y el milagro de la luz

San Juan de Ortega 1

De todos los lugares que se encuentra el peregrino a lo largo del Camino de Santiago, pocos hay con un significado más especial que el monasterio de San Juan de Ortega, en la provincia de Burgos. Construido por el santo del mismo nombre, el monumento ha estado asociado desde su fundación a la peregrinación jacobea.

Juan de Velázquez nació en el pueblo burgalés de Quintanaortuño en 1080, y desde joven se dedicó a mejorar las condiciones del Camino de Santiago, construyendo puentes y pavimentando calzadas, en colaboración con Santo Domingo de la Calzada. La decisión de construir el monasterio surgió de su peregrinación a Jerusalén. Según la leyenda, en el viaje de vuelta su barco sufrió un naufragio, y San Juan rezó a San Nicolás de Bari, prometiéndole construir una capilla en su honor si se salvaba. Se salvó, así que a su vuelta comenzó la labor de construirla en la zona de los Montes de Oca.

San Juan de Ortega 2

El conjunto de San Juan de Ortega está formado por la capilla original, la iglesia románica construida junto a ella (en la que está enterrado actualmente el santo), el monasterio y el albergue de peregrinos. Desde el punto de vista artístico, la iglesia destaca por el llamado capitel de la Anunciación, en el que se relata la historia de la Anunciación a la Virgen María por parte del arcángel Gabriel.

Capitel de la Anunciación

El milagro de la luz

Precisamente en este capitel sucede uno de los fenómenos más curiosos relacionados con el monasterio, el que se ha dado en llamar “el milagro de la luz”. Cada equinoccio de primavera y otoño (21 de marzo y 22 de septiembre), a la cinco de la tarde (hora solar) un rayo de luz entra en la iglesia y va recorriendo el capitel de izquierda y derecha, “contando” así la historia de la Anunciación.

Cómo protegerte de los rayos durante una tormenta en el campo

Foto via Thomas Gatzweiler, Flickr.

Nos acercamos al otoño, una de las épocas más populares para hacer el Camino de Santiago. Sin embargo, con la llegada del otoño comienza también la época en la que las lluvias (e incluso las tormentas) se hacen más frecuentes. Para los peregrinos que hacen el Camino, esto supone un riesgo que no por remoto debemos descartar: el de ser alcanzados por un rayo durante una tormenta.

En el campo, efectivamente, el riesgo de ser alcanzados es mucho mayor que en la ciudad, ya que no hay edificios altos con estructura metálica que “atraigan” los rayos. Para evitarlo, lo mejor es que la tormenta no nos pille en medio de una etapa. Por ello, al planificar nuestra ruta diaria, deberemos seguir los siguientes consejos:

  • Prestar atención a las predicciones del tiempo, si se anuncian posibles tormentas.
  • Una vez en el Camino, observar si el cielo se oscurece o se producen relámpagos, y dirigirse a un lugar seguro inmediatamente.
  • En verano, las tormentas con relámpagos se suelen formar a partir de las cuatro de la tarde, así que es una buena idea terminar la etapa antes de esa hora.

 

Si aun así la tormenta nos ha sorprendido en campo abierto, conviene saber lo siguiente:

  • Hay que retirarse de cualquier lugar alto (colinas, lomas, etc.), y refugiarse en zonas bajas. No conviene tumbarse en el suelo, sin embargo, ya que las corrientes eléctricas pueden viajar a través de éste.
  • Deshacerse de todos los objetos metálicos, y colocarlos al menos a 30 metros de distancia. Esto incluye también apagar y dejar de lado los teléfonos móviles.
  • Del mismo modo, conviene alejarse de objetos metálicos como vallas, líneas telefónicas, torres, maquinaria, así como de masas de agua (ríos, charcos…)
  • No echar a correr, y menos aún con la ropa mojada. Nuestro movimiento podría crear turbulencias en el aire que atraigan al rayo.
  • Evitar a toda costa los terrenos abiertos y despejados, ya que sobresaldremos en ellos y podríamos atraer a los rayos.
  • Del mismo modo, no conviene refugiarse debajo de árboles, rocas y otros elementos prominentes y solitarios.

 

¿Dónde nos podemos refugiar entonces? Un bosque o grupo de árboles puede ser un buen lugar, especialmente si hay otros árboles más altos cerca. El mejor sitio para esconderse, sin embargo, es un coche cerrado, con el motor apagado, la antena de la radio bajada y las ventanillas cerradas. Si cae un rayo, el coche quedará cargado eléctricamente sólo por fuera, mientras que el interior queda protegido, debido al fenómeno físico conocido como “jaula de Faraday”. Eso sí, al salir del coche, no conviene tocar ningún elemento metálico de éste.

Si no podemos refugiar en un coche y tenemos que seguir en el campo, la postura más segura es en cuclillas, lo más bajo posible, con las manos en las rodillas y tocando el suelo sólo con el calzado.

Si una persona ha sido alcanzada por un rayo, estas son las medidas de primeros auxilios que deberemos tomar:

  • Si está inconsciente, comprobar si tiene pulso y respiración.
  • Si no tiene respiración, comenzar la respiración boca a boca; si no tiene pulso, comenzar las maniobras de resucitación cardiopulmonar. Las personas que sufren parada cardiorrespiratoria por un rayo tienen mayor probabilidad de salir de la misma que la que se debe a otras causas, por lo que hace falta comenzar la reanimación cuanto antes.
  • Comprobar también si hay otras lesiones, como fracturas y quemaduras. No moverla si tiene fracturas vertebral.
  • Mantener a la persona caliente hasta la llegada de los equipos de auxilio.

 

(Fuente: Asociación Profesional de Agentes Forestales de la CC. AA. de Madrid).

El “Codex Calixtinus”

Codex Calixtinus

Además de los restos del apóstol, uno de los tesoros más preciosos que se custodian en la catedral de Santiago es el llamado “Codex calixtinus”, también conocido popularmente como “la primera guía del Camino de Santiago”, escrita en el siglo XII.

El “Codex calixtinus” es un manuscrito medieval datado aproximadamente sobre el año 1140, que contiene la copia más antigua del llamado “Liber Sancti Iacobi”, una recopilación de misas, cantos, sermones y milagros relacionados con el apóstol Santiago. De dicha recopilación existen actualmente unas doce copias en toda Europa, siendo la más antigua, como ya se ha dicho, la guardada en la catedral.

El códice, o más bien el “Liber Sancti Iacobi”, comienza con una carta escrita supuestamente por el papa Calixto II (de donde viene el nombre del manuscrito), y continúa con cinco libros, que contienen:

  1. Textos litúrgicos (sermones, misas) relacionados con el culto al apóstol Santiago.
  2. Relatos de milagros realizados por el apóstol.
  3. Un relato del traslado del cuerpo del santo a Compostela. (En este libro aparece la primera referencia a las conchas como símbolo de la peregrinación jacobea, al recogerlas los primeros peregrinos en la playa como prueba de su llegada a Santiago).
  4. Un relato de la entrada de Carlomagno en la Península y de la aparición del apóstol a éste (la campaña ibérica de Carlomagno incluye su célebre derrota en la batalla de Roncesvalles, que inspiró el famoso Cantar de Roldán. Dichos hechos históricos también aparecen en este libro).
  5. Una guía del peregrino medieval, con un listado de los ríos, pueblos, albergues, iglesias… que se puede encontrar en su recorrido.

Este último libro, el quinto, es el más conocido, y el que le ha ganado al códice el apelativo de “primera guía del peregrino”. Durante décadas, los historiadores se han apoyado en este libro para conocer detalles de los pueblos del Camino, tal como eran durante la Edad Media, así como de la peregrinación jacobea durante esta época.

En cuanto a la autoría del libro, se ha atribuido tradicionalmente al monje francés Aymeric Picaud, que acompañó al papa Calixto II en su peregrinación a Santiago en 1109, y que probablemente aprovechó su viaje para compilar la información que aparece en el libro quinto. Sin embargo, dicha autoría es puesta hoy en duda por algunos historiadores.

Por último, no podemos evitar reseñar la ocasión en que el “Codex calixtinus”, un manuscrito de cientos de años de historia, saltó a las portadas de los periódicos en 2011, cuando desapareció de la catedral de Santiago. Tras varios meses de investigación, la policía fue al fin capaz de recuperarlo y arrestar al culpable, un electricista que trabajaba en la catedral.

“The Way” ¿dónde se rodó?

Martin Sheen en "The Way"

No cabe duda de que una de las películas que más han contribuido a popularizar el Camino de Santiago en los últimos años ha sido “The Way”, el film norteamericano dirigido por Emilio Estévez y protagonizado por Martin Sheen. Desde su estreno, en 2010, la película ha popularizado la peregrinación a Santiago entre el público de todo el mundo, atraído por la calidez y los valores humanos de su historia.

Uno de los principales atractivos de “The Way” son sus localizaciones. Emilio Estévez y su equipo rodaron la película en lugares reales del Camino en España, y a cualquier peregrino le será fácil reconocer varios de sus paisajes más conocidos.

Es por ello que hemos decidido satisfacer la curiosidad de los espectadores y de los futuros peregrinos, y hemos creado un mapa interactivo con los principales lugares del Camino que aparecen en la película. Podrás recorrer el mapa, haciendo click en los lugares marcados, y averiguar qué escena se rodó en cada uno de ellos. Esperamos que os guste y lo encontréis interesante:

Mapa

El monasterio de San Martín Pinario

Al llegar a Santiago, el peregrino tiene una serie de rituales y lugares de visita que se han hecho ya tradicionales: visitar la catedral, darle un abrazo al Santo, hacerse la proverbial foto en la plaza del Obradoiro… Pero Santiago es una ciudad con muchos tesoros ocultos que merece la pena descubrir, y hoy vamos a hablar de uno de ellos.

El monasterio de San Martín Pinario, situado cerca de la catedral, es el segundo mayor monasterio de España, y fue fundado en el siglo X por la orden benedictina. El edificio actual data del siglo XVI, por lo que es de estilo renacentista y barroco.

San Martín Pinario
Photo by Raúl A.: https://www.flickr.com/photos/torrelodones/

Uno de los elementos más espectaculares del conjunto es la bóveda de la iglesia, con falsos casetones. Otro elemento interesante es el retablo del altar mayor, creado en el siglo XVIII por Casas y Novoa (el arquitecto de la fachada del Obradoiro en la catedral), y que muestra a San Martín (compartiendo su capa con un pobre), y a San Millán de la Cogolla y a Santiago en guerra con los infieles.

Techo de la iglesia
Photo by Diego Delso, License CC-BY-SA

Otro detalle interesante es que las torres de la iglesia se levantan sólo hasta la altura de la fachada, debido a la influencia del cabildo de la catedral, que se oponía a que una torre más alta le quitara visibilidad a ésta.

En la actualidad, el monasterio alberga un museo de arte sacro, con una importante colección de orfebrería, tallas escultóricas y manuscritos.