Archivos por Categoría: Historia

San Juan de Ortega y el milagro de la luz

San Juan de Ortega 1

De todos los lugares que se encuentra el peregrino a lo largo del Camino de Santiago, pocos hay con un significado más especial que el monasterio de San Juan de Ortega, en la provincia de Burgos. Construido por el santo del mismo nombre, el monumento ha estado asociado desde su fundación a la peregrinación jacobea.

Juan de Velázquez nació en el pueblo burgalés de Quintanaortuño en 1080, y desde joven se dedicó a mejorar las condiciones del Camino de Santiago, construyendo puentes y pavimentando calzadas, en colaboración con Santo Domingo de la Calzada. La decisión de construir el monasterio surgió de su peregrinación a Jerusalén. Según la leyenda, en el viaje de vuelta su barco sufrió un naufragio, y San Juan rezó a San Nicolás de Bari, prometiéndole construir una capilla en su honor si se salvaba. Se salvó, así que a su vuelta comenzó la labor de construirla en la zona de los Montes de Oca.

San Juan de Ortega 2

El conjunto de San Juan de Ortega está formado por la capilla original, la iglesia románica construida junto a ella (en la que está enterrado actualmente el santo), el monasterio y el albergue de peregrinos. Desde el punto de vista artístico, la iglesia destaca por el llamado capitel de la Anunciación, en el que se relata la historia de la Anunciación a la Virgen María por parte del arcángel Gabriel.

Capitel de la Anunciación

El milagro de la luz

Precisamente en este capitel sucede uno de los fenómenos más curiosos relacionados con el monasterio, el que se ha dado en llamar “el milagro de la luz”. Cada equinoccio de primavera y otoño (21 de marzo y 22 de septiembre), a la cinco de la tarde (hora solar) un rayo de luz entra en la iglesia y va recorriendo el capitel de izquierda y derecha, “contando” así la historia de la Anunciación.

El “Codex Calixtinus”

Codex Calixtinus

Además de los restos del apóstol, uno de los tesoros más preciosos que se custodian en la catedral de Santiago es el llamado “Codex calixtinus”, también conocido popularmente como “la primera guía del Camino de Santiago”, escrita en el siglo XII.

El “Codex calixtinus” es un manuscrito medieval datado aproximadamente sobre el año 1140, que contiene la copia más antigua del llamado “Liber Sancti Iacobi”, una recopilación de misas, cantos, sermones y milagros relacionados con el apóstol Santiago. De dicha recopilación existen actualmente unas doce copias en toda Europa, siendo la más antigua, como ya se ha dicho, la guardada en la catedral.

El códice, o más bien el “Liber Sancti Iacobi”, comienza con una carta escrita supuestamente por el papa Calixto II (de donde viene el nombre del manuscrito), y continúa con cinco libros, que contienen:

  1. Textos litúrgicos (sermones, misas) relacionados con el culto al apóstol Santiago.
  2. Relatos de milagros realizados por el apóstol.
  3. Un relato del traslado del cuerpo del santo a Compostela. (En este libro aparece la primera referencia a las conchas como símbolo de la peregrinación jacobea, al recogerlas los primeros peregrinos en la playa como prueba de su llegada a Santiago).
  4. Un relato de la entrada de Carlomagno en la Península y de la aparición del apóstol a éste (la campaña ibérica de Carlomagno incluye su célebre derrota en la batalla de Roncesvalles, que inspiró el famoso Cantar de Roldán. Dichos hechos históricos también aparecen en este libro).
  5. Una guía del peregrino medieval, con un listado de los ríos, pueblos, albergues, iglesias… que se puede encontrar en su recorrido.

Este último libro, el quinto, es el más conocido, y el que le ha ganado al códice el apelativo de “primera guía del peregrino”. Durante décadas, los historiadores se han apoyado en este libro para conocer detalles de los pueblos del Camino, tal como eran durante la Edad Media, así como de la peregrinación jacobea durante esta época.

En cuanto a la autoría del libro, se ha atribuido tradicionalmente al monje francés Aymeric Picaud, que acompañó al papa Calixto II en su peregrinación a Santiago en 1109, y que probablemente aprovechó su viaje para compilar la información que aparece en el libro quinto. Sin embargo, dicha autoría es puesta hoy en duda por algunos historiadores.

Por último, no podemos evitar reseñar la ocasión en que el “Codex calixtinus”, un manuscrito de cientos de años de historia, saltó a las portadas de los periódicos en 2011, cuando desapareció de la catedral de Santiago. Tras varios meses de investigación, la policía fue al fin capaz de recuperarlo y arrestar al culpable, un electricista que trabajaba en la catedral.

¡Ultreia!

Ultreia01

Una de las palabras asociadas con frecuencia con el Camino, hasta el punto de que el peregrino se la encontrará en todo tipo de contextos al comenzar su viaje, es “¡Ultreia!” ¿Qué significa, y de dónde procede?

Foto-17-4-17-12-40-15

“Ultreia” es una palabra del latín, y quiere decir literalmente “¡más allá!” Procede originalmente del “Codex calixtinus”, el conocido manuscrito medieval que se podría considerar la primera “guía de viajes” del Camino, y que constituye un valioso documento sobre como era la peregrinación.durante la Edad Media. En dicho manuscrito, en un himno religioso conservado en uno de sus apéndices, aparece la estrofa:

“E ultreia, e suseia,
Deus adiuva nos”

(Más allá, más arriba, protégenos Dios).

“Suseia”, a su vez, significa “más arriba”. La leyenda dice que antiguamente, cuando los peregrinos se cruzaban, se intercambiaban dichas palabras como saludo: “¡Ultreia!” “¡Et susaeia!”

Flechas amarillas y el padre Elías Valiña

yellow-arrow-camino-facil

Si has hecho el Camino a Santiago o lo estás haciendo, sabrás lo bien marcada que está la ruta, y estarás familiarizado con el ubicuo símbolo de la flecha amarilla, el indicador estándar en toda ruta Jacobea y la señal más segura de que estamos en el camino correcto hacia Santiago.

La flecha amarilla es un símbolo relativamente reciente, que surgió coincidiendo con el renacimiento de la peregrinación en los años ochenta. Su presencia no es un accidente ni surgió de forma espontánea, sino que fue el resultado de un enorme esfuerzo por parte del hombre que hizo posible la transformación de una tradición casi olvidada en el fenómeno de masas que conocemos hoy: el padre Elías Valiña (1929-1989), que desde 1957, cuando fue nombrado párroco de O Cebreiro, se convirtió en el mayor defensor de la recuperación del camino que pasaba por delante de su iglesia.

Fue en 1984, como parte de su incansable trabajo por la restauración y promoción del Camino, que apareció la necesidad de una señalización adecuada.

Elías Valiña recibía numerosas quejas de los pocos peregrinos que hacían la ruta entonces, y que se perdían constantemente. El Padre compró un lote de pintura amarilla del mismo tipo que la usada en España para señalizar las carreteras, y fue a Saint-Jean-Pied-de-Port, el punto de inicio del Camino Francés, en su Citroën 2CV, y desde allí se fue desplazando hasta Santiago, señalando con una flecha amarilla los cientos de puntos en los que los peregrinos podían perderse. Esta, la ruta Jacobean señalizada personalmente por Elías Valiña, se considera la restauración más fiable de la ruta medieval original. Durante todos estos esfuerzos, Elías Valiña se convirtió en un gran erudito de todo lo relacionado con la peregrinación jacobea, con un amplio conocimiento sobre la historia, el arte y el patrimonio cultural, así como incontables trabajos publicados.

elias-valina-camino-facil

En su testamento, el padre Valiña dejó a su familia a cargo de mantener la señalización del Camino, un trabajo que aún llevan a cabo; pero por supuesto, este es un trabajo demasiado exigente para tan pocas personas, así que hoy en día el testigo ha sido pasado a las asociaciaciones de voluntarios del Camino y a las administraciones públicas.

Si hoy el Camino de Santiago es algo más que un bello recuerdo de tiempos medievales, se lo debemos en su mayor parte al trabajo desinteresado del Padre Elías Valiña. La flecha amarilla no es sólo un símbolo de un esfuerzo colectivo para guiar al peregrino por rutas seguras, sino que representa también el gran trabajo de transformar lo que era poco más que un recuerdo romántico medieval en un fenómeno de masas más vivo que nunca.

“El Camino de Santiago por León”, de RTVE, completo

El programa “La aventura del saber”, de RTVE, emitió durante los dos últimos meses una interesante serie documental, “El Camino de Santiago por León”. Para aquellos que no hayáis podido seguir la serie, hemos recopilado en esta entrada los ocho episodios de dicha serie.

Episodio 1 (Sahagún a Calzada del Coto) (min. 44:49):

Episodio 2 (Bercianos del Real Camino a Reliegos) (min. 10:30):

Episodio 3 (Villasabaariego a León) (min. 14:12)

Episodio 4 (Chozas de Abajo a Villar de Matarife) (min.: 14:08)

Episodio 5 (Santa Marina del Rey a Villavante) (min. 13:34)

Episodio 6 (Villadangos del Páramo a Astorga) (min. 15:18)

Episodio 7 (Santa Colomba de Somoza a Ponferrada) (min. 11:55)

Episodio 8 (Camponaraya a Villafranca del Bierzo) (min. 13:53)

Una ciudad alrededor de una tumba

traslatio_Padron
La “traslatio” de Santiago, en un relieve en la Cámara Municipal de Padrón

Toda ciudad tiene su origen en alguna causa o pretexto: recursos naturales o humanos, cruces de caminos o nudos de comunicaciones; poder, petróleo, puertos… la mayoría de ellas parecen haber sido colocadas arbitrariamente por la naturaleza.

Compostela, en cambio, fue fundada por una razón diferente y muy particular: el hecho de que estuviera enterrado allí un hombre, en un lugar que anteriormente no había sido más que una necrópolis abandonada, en lo alto de un monte boscoso llamado Libredón, con unas ruinas enigmáticas en él que más tarde resultaron ser un primitivo templo cristiano. Según la tradición, los restos del apóstol llegaron por vía marítima desde Jaffa a Iria Flavia, un antiguo asentamiento en la confluencia de los ríos Sar y Ulla, y de ahí a la necrópolis en un carro tirado por bueyes, siglos antes de que fueran descubiertos por un ermitaño llamado Paio un lejano día del año 813.

Desde que se descubrió que una de esas antiguas tumbas albergaba nada menos que los restos de Santiago, hijo de Zebedeo, el apóstol que había sido martirizado en Jerusalén en el año 44, el sepulcro ha recibido un tributo incesante, y alrededor de él se construyó primero un pequeño altar, luego un discreto monasterio y un asentamiento, cuyo crecimiento estimuló una prerrogativa real que, en tiempos feudales, concedía la libertad a cualquier hombre que hubiera permanecido entre los muros de la ciudad durante 40 días sin haber sido reclamado como vasallo por algún señor. Muchas cosas han sucedido desde entonces hasta llegar a la ciudad que conocemos hoy, construida alrededor de una catedral que rodea a su vez una antigua tumba. Una historia larga y aun así relativamente antigua, con batallas contra vikingos, árabes y franceses, una universidad cinco veces centenaria, y los prolongados pleitos para preservar su status como la ciudad más santa de Europa Occidental.

sepulcro_apostol_santiagoGIMP
La urna con los restos del apóstol

Pocas ciudades como Compostela pueden estar tan seguras de la razón exacta por la que están aquí ahora. Y ahí está aún, la tumba del apóstol Santiago el Mayor, sus restos y los de sus dos fieles acompañantes Atanasio y Teodoro en una urna de plata labrada en la cripta bajo el altar mayor de la catedral.

Visitar la tumba del apóstol es una de esos rituales peregrinos inescapables en Compostela; dejando aparte los debates sobre la verdad histórica y las creencias propias de cada uno, el sepulcro de Santiago es un símbolo espiritual y cultural con un valor universal.

El Camino Portugués

Tal como anunciábamos hace algunos meses, Caminofácil ha comenzado a prestar servicio en el Camino Portugués a través de nuestros amigos de TransferTaxi, comenzando desde Oporto. Las etapas que cubrimos son:

  1. Oporto – Vilarinho
  2. Vilarinho – Barcelos
  3. Barcelos – Ponte de Lima
  4. Ponte de Lima – Rubiaes
  5. Rubiaes – Valença do Minho
  6. Valença do Minho – Tui
  7. Tui – Porriño.
  8. Porriño – Redondela.
  9. Redondela – Pontevedra
  10. Pontevedra – Caldas de Reis.
  11. Caldas de Reis – Padrón.
  12. Padrón – Santiago de Compostela.

 

Podéis ir haciendo ya las reservas a través de nuestra Web.

Pontevedra
Foto via José Antonio Gil Martínez

El Camino Portugués.

Después del Camino Francés, el Portugués es el que tiene mayor número de peregrinos en la actualidad, y tiene una larga historia detrás, que se remonta hasta el mismo descubrimiento de la tumba del apóstol. Para el siglo XII, cuando Portugal se independiza del Reino de Galicia, la ruta ya está consolidada, y durante los siglos posteriores, personajes ilustres como Santa Isabel, reina de Portugal, recorrieron el camino para llegar a Santiago.

A principios del siglo XX, con la creación del santuario de Fátima, el Camino experimentó un descenso temporal de popularidad, debido a la “competencia” de otro lugar de peregrinación en Portugal, pero en los últimos años se ha beneficiado del resurgimiento de la peregrinación jacobea, y del trabajo de asociaciones y aficionados que han documentado su historia y han señalizado las rutas tradicionales. Hoy en día, el peregrino puede elegir una variedad de rutas a lo largo de Portugal (por la costa, por el interior…) para alcanzar Santiago y recibir la “compostela”.

 

El botafumeiro

Iniciamos el año 2016 en este blog hablando de uno de los elementos más conocidos asociados con la peregrinación compostelana: el botafumeiro, el enorme incensario de la catedral de Santiago que vuela por la nave de éste, accionado por siete personas. ¿Qué sabes sobre él, y cuándo puedes verlo en acción?

Botafumeiro

¿Qué significa el nombre “botafumeiro”?

El nombre “botafumeiro”, en gallego, significa literalmente “expulsador de humo”, aunque estrictamente hablando, en gallego la expresión correcta sería “bota fume” o “fumeiro”.

¿De dónde procede?

El botafumeiro se instaló por primera vez en la catedral de Santiago en el siglo XIII o XIV, con el fin de aliviar los malos olores causados por los peregrinos que pernoctaban en masa en la catedral tras un largo viaje a pie.

Santiago no fue el único lugar donde se instalaron dispositivos similares: en el pasado, las catedrales de Orense, Zamora o Tuy también contaron con sus propios botafumeiros. En la actualidad, sin embargo, se utilizan solamente en esta última en ocasiones especiales (además de en Santiago, claro).

A lo largo de la historia, el templo ha contado con cuatro butafumeiros: el primero se utilizó hasta 1530, fecha en que fue labrado uno nuevo de plata gracias al donativo del rey Luis XI de Francia. Éste, sin embargo, fue robado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia en 1809, y fue reemplazado por uno nuevo de hierro que funcionó hasta 1851, fecha en que se fabricó el actual, construido por el artesano José Losada, que también fabricó la urna que guarda los restos del apóstol Santiago.

¿Cuánto mide el botafumeiro?

El botafumeiro pesa 80 kg.y mide 1.60 m. Cada vez que se utiliza, se rellena con 40 kg. de incienso y carbón.

Cada vez que se pone en marcha, siete “tibuleiros” lo balancean y tiran de la cuerda que lo sostienen, moviéndolo gracias a un elaborado sistema de poleas. El funcionamiento del botafumeiro dura unos 15 minutos, el tiempo suficiente para que la procesión de sacerdotes recorra todas las naves de la catedral.

¿Cuándo puedo ver el botafumeiro?

El botafumeiro se pone en funcionamiento oficialmente durante la apertura y cierre del Año Santo, así como en las grandes celebraciones religiosas. Para el año 2016, dichas fechas son:

  • La Epifanía del Señor: 6 de enero
  • Domingo de Resurrección
  • La Ascensión del Señor
  • La Aparición del Apóstol-Clavijo: 23 de mayo
  • Pentecostés
  • El Martirio de Santiago: 25 de julio
  • La Asunción de María: 15 de agosto
  • Todos los Santos: 1 de noviembre
  • Cristo Rey
  • La Inmaculada Concepción: 8 de diciembre
  • Navidad: 25 de Diciembre
  • Traslado de los Restos del Apóstol: 30 de diciembre

La leyenda de Eunate y Olcoz

Como ya mencionamos al hablar de la iglesia de Santa María de Eunate, en la aldea cercana de Olcoz existe una iglesia con un pórtico prácticamente idéntico al de la primera. Este hecho, sin precedentes en el arte románico, ha dado lugar a varias leyendas. Aquí contaremos una de ellas.

cabezas-Eunate-1024x768

Según se dice, el pórtico de Santa María de Eunate fue encargado a un maestro cantero miembro de la orden de los templarios, quien, tras dejar muy avanzado el trabajo, tuvo que ausentarse por razones no explicadas. Los encargados de la iglesia encomendaron a otro maestro local que terminara el pórtico, cosa que consiguió en tan solo tres días (según algunas versiones, este segundo cantero sería un gigante, cosa que explicaría muchas cosas, como veremos luego).

A su vuelta, el maestro cantero original protestó airadamente ante lo que consideraba una usurpación de su trabajo, ante lo que las autoridades locales le retaron a que construyera un pórtico idéntico en el tiempo que había empleado su sustituto. Ante semejante tarea, el maestro no tuvo más remedio que recurrir a la magia.

Arcos-Eunate-1024x768
(Fotos cortesía de TaxNavarra).

Eran vísperas de San Juan. Siguiendo indicaciones de una bruja que habitaba junto al cercano río Nekeas, el maestro se apostó en un remanso junto a la orilla del río y esperó, hasta que apareció una enorme serpiente que dejó en la orilla una piedra lunar que escondía en su boca. El maestro esperó a que la serpiente se hubiera zambullido en el río, recogió la piedra y corrió hacia el pórtico gemelo sin labrar que ya estaba levantado frente a Eunate. Introdujo la piedra en un cáliz lleno de agua del río Nekeas, colocó éste bajo el pórtico…

…Y al llegar la luna a su cénit, la piedra comenzó a modelarse por sí misma, formándose sobre ella todas las esculturas que se pueden ver en ella, sólo que de forma invertida. A la mañana siguiente la obra estaba terminada. El único problema sucedió cuando el segundo maestro cantero fue avisado. Al ver la copia hecha en una sola noche, montó en cólera hasta tal punto que le dio una patada a la nueva portada, la cual salió volando hasta su localización actual en Olcoz.

Y efectivamente, si examinamos el pórtico de la iglesia de Olcoz, veremos que es casi idéntico al de Eunate, pero invertido.

San Millán de la Cogolla, cuna de la lengua castellana

SanMillan01

A lo largo del Camino de Santiago, el peregrino se puede encontrar con toda clase de monumentos religiosos (iglesias, monasterios, ermitas…), testimonio de los siglos de historia y tradición que ha dado esta ruta.
De entre ellos, sin embargo, el Monasterio de San Millán de la Cogolla es especial, pues cuenta con el honor de ser considerado por los historiadores como la cuna de la lengua castellana.

SanMillan02

Efectivamente, en el Monasterio de Suso (uno de los dos que componen el conjunto monumental de San Millán) es donde tuvieron su origen las Glosas Emilianenses, consideradas las primeras palabras escritas en castellano (o al menos en una versión primitiva de éste). Dichas glosas son anotaciones al margen que los monjes copistas realizaban al lado de un códice enlatín, probablemente con la intención de explicar palabras y expresiones del texto principal. Algunas de esas glosas también están en una versión primitiva del euskera, por lo que se pueden considerar también el texto en euskera más antiguo existente.

Además, San Millán de la Cogolla fue también el monasterio en el que trabajó Gonzalo de Berceo, considerado el primer escritor en castellano. Su principal obra fue los “Milagros de Nuestra Señora”, una compilación de milagros atribuidos a la Virgen María, escrita hacia 1260, y se considera como una de las primeras obras literarias escritas en castellano.

Debido a estas y otras razones, los monasterios de San Millán fueron declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1997.

SanMillan03