La leyenda de Eunate y Olcoz

Como ya mencionamos al hablar de la iglesia de Santa María de Eunate, en la aldea cercana de Olcoz existe una iglesia con un pórtico prácticamente idéntico al de la primera. Este hecho, sin precedentes en el arte románico, ha dado lugar a varias leyendas. Aquí contaremos una de ellas.

cabezas-Eunate-1024x768

Según se dice, el pórtico de Santa María de Eunate fue encargado a un maestro cantero miembro de la orden de los templarios, quien, tras dejar muy avanzado el trabajo, tuvo que ausentarse por razones no explicadas. Los encargados de la iglesia encomendaron a otro maestro local que terminara el pórtico, cosa que consiguió en tan solo tres días (según algunas versiones, este segundo cantero sería un gigante, cosa que explicaría muchas cosas, como veremos luego).

A su vuelta, el maestro cantero original protestó airadamente ante lo que consideraba una usurpación de su trabajo, ante lo que las autoridades locales le retaron a que construyera un pórtico idéntico en el tiempo que había empleado su sustituto. Ante semejante tarea, el maestro no tuvo más remedio que recurrir a la magia.

Arcos-Eunate-1024x768
(Fotos cortesía de TaxNavarra).

Eran vísperas de San Juan. Siguiendo indicaciones de una bruja que habitaba junto al cercano río Nekeas, el maestro se apostó en un remanso junto a la orilla del río y esperó, hasta que apareció una enorme serpiente que dejó en la orilla una piedra lunar que escondía en su boca. El maestro esperó a que la serpiente se hubiera zambullido en el río, recogió la piedra y corrió hacia el pórtico gemelo sin labrar que ya estaba levantado frente a Eunate. Introdujo la piedra en un cáliz lleno de agua del río Nekeas, colocó éste bajo el pórtico…

…Y al llegar la luna a su cénit, la piedra comenzó a modelarse por sí misma, formándose sobre ella todas las esculturas que se pueden ver en ella, sólo que de forma invertida. A la mañana siguiente la obra estaba terminada. El único problema sucedió cuando el segundo maestro cantero fue avisado. Al ver la copia hecha en una sola noche, montó en cólera hasta tal punto que le dio una patada a la nueva portada, la cual salió volando hasta su localización actual en Olcoz.

Y efectivamente, si examinamos el pórtico de la iglesia de Olcoz, veremos que es casi idéntico al de Eunate, pero invertido.

San Millán de la Cogolla, cuna de la lengua castellana

SanMillan01

A lo largo del Camino de Santiago, el peregrino se puede encontrar con toda clase de monumentos religiosos (iglesias, monasterios, ermitas…), testimonio de los siglos de historia y tradición que ha dado esta ruta.
De entre ellos, sin embargo, el Monasterio de San Millán de la Cogolla es especial, pues cuenta con el honor de ser considerado por los historiadores como la cuna de la lengua castellana.

SanMillan02

Efectivamente, en el Monasterio de Suso (uno de los dos que componen el conjunto monumental de San Millán) es donde tuvieron su origen las Glosas Emilianenses, consideradas las primeras palabras escritas en castellano (o al menos en una versión primitiva de éste). Dichas glosas son anotaciones al margen que los monjes copistas realizaban al lado de un códice enlatín, probablemente con la intención de explicar palabras y expresiones del texto principal. Algunas de esas glosas también están en una versión primitiva del euskera, por lo que se pueden considerar también el texto en euskera más antiguo existente.

Además, San Millán de la Cogolla fue también el monasterio en el que trabajó Gonzalo de Berceo, considerado el primer escritor en castellano. Su principal obra fue los “Milagros de Nuestra Señora”, una compilación de milagros atribuidos a la Virgen María, escrita hacia 1260, y se considera como una de las primeras obras literarias escritas en castellano.

Debido a estas y otras razones, los monasterios de San Millán fueron declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1997.

SanMillan03