Blog

Caminar, el mejor ejercicio

Uno de los ejercicios más sencillos que podemos realizar en nuestra vida diaria es andar. Quizá por no necesitar gimnasios, equipos especiales ni “personal trainers”, es fácil de menospreciar, pero se trata de una de las actividades más saludables y asequibles a nuestro alcance, y más necesarias que nunca en la situación en la que estamos, tras un año de pandemia que ha incluido varios meses de confinamiento forzoso y gimnasios cerrados.

Los efectos positivos del caminar en lo físico son de sobra conocidos: reducción de peso, menor tensión sanguínea y niveles de colesterol, menor riesgo de enfermedades cardiovasculares… Pero en los últimos años han aparecido cada vez más estudios demostrando los efectos de andar en la salud mental. Según muchos científicos, el salir a caminar (especialmente al aire libre) tiene, entre otros efectos:

  • Mejorar la capacidad de atención y memoria de nuestro cerebro.
  • Disminuir el riesgo de depresión y ansiedad.
  • Prevenir el deterioro cognitiva causado por la edad.

A esto hay que añadir además, en el caso del ejercicio al aire libre, la exposición a la luz del sol, que mejora nuestros niveles de vitamina D y de serotonina, neurotransmisor clave para mejorar la calidad del sueño y el estado de ánimo.

Caminar como preparación para el Camino.

Es previsible que en algún momento de este año (quizá en cuestión de pocos meses) los peregrinos podrán volver por fin al Camino. Al margen de sus valores añadidos espirituales, está claro que desde el punto de vista puramente físico, hacer el Camino de Santiago es el “ejercicio al aire libre” por excelencia: recorrer varios kilómetros todos los días durante una semana (como mínimo) nos proporcionará toda la actividad y contacto con la naturaleza que necesitemos. El riesgo de contagio al aire libre es ridículo, y a la hora de pasar la noche, si no deseamos entrar en un albergue, siempre podemos reservar una habitación en los numerosos hoteles y hostales que existen a lo largo del Camino.

El único problema que puede darse es que, tras un año de sedentarismo y restricciones a los movimientos, muchos de nosotros no nos encontremos habituados al esfuerzo físico que supone recorrer las etapas del Camino. Por ello, es conveniente que nos vayamos preparando desde ya mismo, cosa que en cualquier caso nos servirá como ejercicio.

Prepararse para el Camino es fácil en el fondo, y no es necesario ni siquiera seguir una tabla de ejercicios rigurosa. Consiste simplemente en acostumbrarse a caminar todos los días. Peregrinos veteranos aconsejan lo siguiente:

  1. Comenzar caminando todos los días unos 5 o 8 kilómetros como mínimo.
  2. Según pasen las semanas, ir alargando las distancias hasta los 10-15 kilómetros diarios.
  3. También conviene ir acostumbrándose a caminar llevando el peso de la mochila. Como siempre, comenzamos poco a poco, llevando solo la mochila con nuestra botella de agua, y continuamos llevando nuestro equipo completo. Hay que decir que no todos los peregrinos consideran necesario dedicar demasiado tiempo a entrenar de este modo; algunos aconsejan hacerlo solo un par de días, lo justo para descubrir si hay algo en particular que nos molesta al andar con la mochila a cuestas.
  4. Si vivimos en zonas llanas, tampoco está de más buscar para caminar lugares con repechos e incluso escaleras, con el fin de acostumbrar las piernas a las cuestas que abundan en nuestra ruta.
  5. Por último, y una vez que ya estemos en el Camino, conviene tomarse las primeras etapas con calma. El entusiasmo al comenzar por fin nuestra peregrinación nos puede llevar a forzar la marcha en los primeros días, cosa que pagaremos con casi total seguridad después. El Camino no es una competición, y nunca hay que olvidar que no se trata de ver quién llega antes.

Naturalmente, si en nuestra vida normal llevamos ya de por sí un estilo de vida activo, el anterior “programa” no resulta tan necesario: simplemente tendremos que continuar con la actividad física que hacemos normalmente, intensificándola quizá en las semanas previas al Camino. Lo importante, en cualquier caso, es la constancia: salir a andar todos los días.

Hay que añadir, por último, que en todas estas actividades el calzado es fundamental. Unos zapatos inadecuados nos pueden provocar ampollas e impedirnos caminar cómodamente. El tema de qué calzado es el más adecuado, cómo escogerlo, etc. es muy amplio y daría para un libro completo; en nuestro blog hemos mencionado el tema algunas veces en el pasado, en posts como estos:

 

La situación del Camino en Semana Santa

La Semana Santa es tradicionalmente uno de los momentos que aprovechan muchos peregrinos para echarse a la ruta y hacer al menos algunas etapas del Camino. Este año, sin embargo, ante la situación de la pandemia, hemos recibido consultas sobre cuál va a ser nuestra política de cara a dichas fechas.
Aunque en el momento en que escribimos no existe una decisión definitiva tomada aún por las autoridades (la decisión final se tomará en el Consejo Interterritorial de Salud el 10 de marzo), todas las indicaciones parecen apuntar al mantenimiento de las restricciones actuales. Esto significa que en las Comunidades Autónomas por las que pasa el Camino rigen las siguientes restricciones:

  • Navarra: confinamiento perimetral. No se puede entrar ni salir de la comunidad sin causa justificada.
  • La Rioja: confinamiento perimetral.
  • Castilla León: confinamiento perimetral.
  • Galicia: confinamiento perimetral, y limitaciones de movimiento entre municipios.
  • Asturias: confinamiento perimetral, y limitaciones de movimiento entre municipios.
  • Portugal: controles fronterizos con España.

Ante esta situación, rogamos a quienes deseen hacer el Camino por esas fechas y necesiten traslado de equipajes o de personas que nos escriban directamente por email a contacto@caminofacil.net, con el fin de estudiar su situación y poderles dar una solución personalizada.

Esperamos que estas restricciones, junto a la campaña de vacunación en marcha, supongan un último esfuerzo para poder vernos todos de nuevo en el Camino a partir del verano. Os recordamos que nuestra web sigue abierta y aceptando reservas a partir del 10 de abril, y que todos nuestros cambios de fecha son gratuitos.

El Canal de Castilla

Los peregrinos que hacen el Camino de Santiago entre Burgos y León conocen sin duda Frómista, un pequeño pueblo conocido por la famosa iglesia románica de San Martín, y conocen también el canal junto al que transcurre el Camino en los kilómetros anteriores a la llegada a dicho pueblo. Dicho canal, el Canal de Castilla, cuenta con un largo pasado cuyos altibajos reflejan la historia de España en los tres últimos siglos.

El Canal de Castilla tuvo su origen en el siglo XVIII, en la época de la Ilustración. El Marqués de la Ensenada, ministro de Fernando VI, como parte de sus proyectos para la modernización del país, decidió promover esta idea como forma de mejorar la comunicación entre la meseta y las zonas costeras del país. (Recordemos que antes de la aparición del ferrocarril, el transporte por tierra de mercancías era terriblemente difícil, y más en un país tan montañoso como España). Su proyecto, que se comenzó a construir en 1753, tenía inicialmente cuatro canales, que unirían Segovia con Reinosa, en Santander. De este modo, la producción de trigo de Castilla (especialmente de la región de Tierra de Campos, en Palencia) podría ser exportada al extranjero a través del puerto de Santander.

Como se ve, se trata de una obra increíblemente ambiciosa, especialmente para el siglo XVIII, y no resulta extraño que la obra se paralizara varias veces. Sin embargo, para 1791 se logró terminar ya una parte del Ramal del Norte, entre Alar del Rey y Calahorra de Ribas. Este tramo es el que podemos ver en la actualidad en el Camino al pasar por Frómista.

La Guerra de Independencia de 1808 interrumpió la construcción del proyecto, y a su fin, el estado de las arcas públicas obligó al rey Fernando VII a conceder la construcción del canal a una empresa privada. Las guerras carlistas de la década de 1830 supusieron un nuevo retraso, y el canal no se dio por terminado hasta 1849, casi un siglo después de su inicio. Para entonces, la aparición del ferrocarril ya había hecho el canal obsoleto, y parte del proyecto inicial (el ramal sur, que llegaba hasta Segovia, y la parte del Ramal Norte que llegaba hasta Santander) nunca se llegó a construir.

A pesar de ello, el canal supuso un impulso económico para las regiones por las que cruzaba, gracias al uso del agua par regadíos, así como la construcción de molinos en sus esclusas.

El Canal en la actualidad

En la actualidad, el Canal de Castilla sigue abasteciendo de agua a las ciudades cercanas y de regadíos a los campos, pero se ha convertido también en un lugar de ocio y el turismo. Sus instalaciones (esclusas, molinos, dársenas…) tienen un gran valor histórico, y el conjunto fue declarado Bien de Interés Cultural en 1991. Además, en los alrededores del canal se han formado una serie de humedales de gran valor ecológico, con distintas especies de aves como el avetoro o el carricerín. Algunos tramos son navegables, y en ellos se pueden realizar excursiones guiadas en barco, así como practicar el piragüismo.

El Canal de Castilla y el Camino

El punto de encuentro más conocido entre el Canal y el Camino de Santiago se encuentra, como ya hemos dicho, en el Camino Francés, en el tramo entre Boadilla del Camino y Frómista (existe también otro punto de encuentro en Herrera de Pisuerga, pueblo por el que pasa el Camino del Norte en la variante del Besaya).

Nuestra primera vista del canal tendrá lugar poco después de salir de Boadilla, tras caminar unos 1.7 km. A partir de ahí, tendremos el canal a nuestra derecha durante todo el trayecto hasta llegar a Frómista. Poco antes de llegar a dicho pueblo, nos podemos encontrar con la antigua casa del esclusero, convertida en la actualidad en oficina de turismo. Para llegar al pueblo debemos pasar por un pequeño puente que cruza el canal, y desde él podemos disfrutar de la perspectiva única de la famosa esclusa cuádruple del canal, el desnivel más pronunciado en todo el trayecto de éste. Estamos seguros de que todos los peregrinos se han hecho al menos una foto desde este lugar.

Recorridos turísticos en barco

Otra de las atracciones de las que podemos disfrutar en el Canal son los recorridos turísticos fluviales. En la misma casa del esclusero que hemos mencionado arriba, tenemos a nuestra disposición el buque “Juan de Hómar”, que realiza el recorrido entre Frómista y Boadilla del Camino (ida y vuelta). Dicha iniciativa comenzó en otoño de 2018, y ha continuado funcionando hasta la paralización de actividades por el Covid en 2020.

De cara al año Jacobeo 2021-2022, el buque tiene previsto operar normalmente tan pronto como comience la temporada del Camino, aunque con las restricciones en el número de pasajeros obligadas por razones sanitarias. Su horario, según nos han confirmado, será:

  • Salidas desde Frómista todos los días excepto los martes, a las 11:00, 12:30, 16:30 y 18:00. (En verano, las salidas de tarde pasarán a ser a las 17:00 y a las 18:30).

Para más información, se puede ir a la página de Facebook Palencia Turismo, o al nº de teléfono 673 368 486.

Feliz Navidad desde Caminofácil

Después de un año difícil, en Caminofácil esperamos que vuestros seres queridos se encuentren bien, y queremos transmitir nuestro deseo de que nos podamos ver todos de nuevo en el Camino en el 2021, Año Xacobeo. Nosotros estamos trabajando ya para hacer vuestro Camino más fácil, más cómodo y más seguro, como siempre.

¡Buen Camino!

Hoy (12 de octubre) es el último día de nuestro servicio regular de transporte de equipajes por este año. Ha sido una temporada difícil por razones obvias, en la que todos hemos tenido que esforzarnos al máximo para proporcionar el mejor servicio a los peregrinos que nos han visitado.

El próximo año es Año Jacobeo e indudablemente será mejor, así que estaremos de nuevo ayudando a los peregrinos en todo lo que necesiten. ¡Esperamos veros a todos en el Camino!

Como siempre, os recordamos que nuestro servicio de taxi sigue activo, y que podéis hacer vuestra reserva en https://taxi.caminofacil.net. Asímismo, si seguís en el Camino y necesitáis algún servicio de transporte de equipajes, nos podéis escribir a contacto@caminofacil.net y os intentaremos dar una solución personalizada.

¡Buen Camino!

 

Registro para los viajeros que llegan a Galicia desde determinadas zonas

La Xunta de Galicia ha anunciado hoy que los viajeros que entren en la región y que hayan estado en determinados territorios con una alta incidencia de Covid-19 deberán registrar sus datos de contacto con el gobierno regional a su llegada.

La medida se aplica a todos aquellos que hayan pasado por dichos territorios en los 14 días anteriores a su llegada a Galicia. Los viajeros podrán dar sus datos a través del nº de teléfono 881002021, o de la web en https://coronavirus.sergas.gal/viaxeiros/.

La lista completa de territorios es la siguiente:

  • España: Aragón, Cataluña, Navarra, País Vasco y La Rioja.
  • Europa: Albania, Andorra, Armenia, Austria, Azerbajián, Bielorrusia, Bélgica, Bosnia-Hercegovina, Bulgaria, Croacia, República Checa, Kosovo, Luxemburgo, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Macedonia del Norte, Portugal, Rumanía, Rusia, Serbia, Suecia y Ucrania.
  • América: Argentina, Bahamas, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Montserrat, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, San Vicente y Granadinas, St Martin, Surinam, Estados Unidos, Islas Vírgenes, Venezue la, Haití, Jamaica y Nicaragua.
  • Asia: Bahrein, Bangladesh, India, Irán, Irak, Israel, Kazajistán, Kuwait, Kyrguistán, Líbano, Maldivas, Omán, Palestina, Filipinas, Qatar, Arabia Saudí, Singapur, Emiratos Árabes, Uzbekistán, Afganistán, Bután, Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Mongolia, Myanmar, Nepal, Paquistán, Siria, Tailandia y Vietnam.
  • África: todos los países.

 

Reapertura: ¡sí, estaremos en el Camino este año!

Según nos vamos aproximando al fin del estado de alarma en España y a la vuelta a la (relativa) normalidad, comenzamos a recibir preguntas por parte de peregrinos interesados en hacer el Camino este verano. Ante ello, queremos confirmar a nuestros amigos que estaremos prestando servicio con normalidad en todos los Caminos, tanto en el transporte de mochilas como en el servicio de taxi y transporte de pasajeros.

Los clientes que ya tuvieran reservas confirmadas pueden modificar su fecha a través de nuestra página web, que permanece abierta 24 horas al día. Asimismo, pueden hacer reservas con normalidad a través de ésta. Queremos recordar a nuestros clientes que, si se ven forzados a cambiar sus planes, pueden modificar la fecha de su reserva más tarde sin coste alguno, así como cancelarla.

Obviamente, el transporte de equipajes no es todo, y la posibilidad de hacer el Camino depende también de la disponibilidad de albergues y hoteles. Intentaremos informar desde nuestras redes sociales sobre las noticias de las que dispongamos.

Naturalmente, dada la situación actual, en Caminofácil hemos extremado nuestras precauciones para mejorar la higiene de nuestros servicios, con uso de mascarillas y guantes, así como la limpieza con alcohol y máquinas de ozono de nuestros coches de pasajeros después de cada traslado.

A pesar de estos tiempos difíciles, esperamos poder veros este verano y otoño en el Camino de Santiago, disfrutando de la naturaleza y de los paisajes que nuestro país tiene que ofrecer.

 

Respecto a la situación en España y el Camino de Santiago

Como es sabido, el Gobierno de España ha decretado ayer 14 de marzo el estado de alarma en todo el territorio nacional, que prohíbe entre otras cosas los desplazamientos si no son por causas justificadas. Esto significa, obviamente, que nuestro servicio de transporte de equipajes queda suspendido mientras dure dicho estado.

Para nuestros clientes que cuentan con reservas, les comunicamos que pueden modificarla de forma gratuita para una fecha más tardía. Si desean cancelarla, pueden hacerlo también entrando en nuestra Web o enviándonos un email a contacto@caminofacil.net.

Si te encuentras en el Camino ahora mismo, puedes obtener información en estos puntos (información vía A survival guide to the Camino de Santiago in Galicia):

Esperamos que todos nuestros clientes se encuentren bien y cuiden de sí mismos y de sus seres cercanos, aplicando las medidas de distanciamiento social explicadas por las autoridades, y esperamos poder vernos de nuevo en el Camino muy pronto.

El Camino Primitivo

Catedral de Oviedo

Cuando nos referimos al Camino Primitivo, hablamos probablemente de una de las más desconocidas rutas del Camino de Santiago, sin embargo, fue el primero en ser descubierto. Y guarda una cantidad de sorpresas que merecen la pena descubrir.

El Camino Primitivo fue, como comentábamos, la senda del primer Camino conocido, y fue la que tomó Alfonso II el Casto en el siglo IX para visitar la tumba del Apóstol Santiago, por aquel entonces recién descubierta.

En esta senda del Camino de Santiago encontraremos una muy buena señalización; por lo que será difícil perderse en cualquiera de sus etapas. Una senda que reúne además zonas perfectamente transitables, y de no mucha dificultad. Una ruta en la que los caminos se encuentran limpios, debido a los trabajos y al paso del ganado a diario. Una zona de paisajes verdes, que a pesar del barro que recibe a los peregrinos en épocas de invierno, merece muchísimo la pena conocer.

De esta manera, el Camino Primitivo, que sigue las huellas del primer peregrino, recorre zonas espectaculares de Asturias y León, y se adentra en Galicia por otras que no le envidian nada. Es un camino menos masificado que otros, y que recorre zonas frondosas y verdes.

Comenzar el Camino Inglés en El Ferrol: ¿qué ver?

Foto via OurUtopy en Flickr.

El Camino Inglés está de moda. Cada vez más peregrinos optan por esta ruta, hasta ahora menos conocida, como lo demuestran las estadísticas de la oficina del peregrino de Santiago, según las cuales el año pasado (2018) El Ferrol fue el quinto punto de origen más utilizado por quienes consiguieron la compostela (por encima incluso de lugares clásicos del Camino como León u O Cebreiro). Y como no podía ser menos, en Caminofácil hemos comenzado recientemente a dar servicio de transporte de equipajes en el Camino Inglés a lo largo de toda su trayectoria.

Precisamente por ello, hoy queremos ofrecer una breve guía al peregrino que inicia su camino desde El Ferrol y desea pasar un par de días antes de comenzar explorando esta ciudad.

Ferrol Vello

Foto via charlotteinaustralia en Flickr.

En este barrio es donde se situaba el núcleo originario de la ciudad. Los peregrinos que desembarcaron en la Edad Media en El Ferrol con rumbo a Santiago lo hicieron aquí, más concretamente en el muelle de Curuxeiras. Paseando por el barrio hoy en día, aún se puede percibir el carácter de aquel pueblo original, una típica villa pesquera gallega.
Desde aquí se puede tomar también una lancha para hacer un recorrido turístico por la ría.

Barrio de A Magdalena

Foto via Trevor Huxham.

Este barrio, que constituye actualmente el centro urbano de la ciudad, fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1983. Sus bellos edificios modernistas, construidos a principios del siglo XX para la burguesía de la ciudad, le dan un carácter muy especial.

Castillo de San Felipe

Foto via amainamos en Flickr.

Construido en el siglo XVI, este castillo constituyó junto al de Palma y al de San Martiño (hoy desaparecido) las bases de la defensa militar de la ciudad. Tendiendo una cadena desde él hasta el castillo de La Palma, la ría quedaba cerrada, de forma que ningún barco enemigo podía entrar.

Playas

Foto via OurUtopy en Flickr.

Ferrol está rodeada de largas playas casi vírgenes, de una belleza incomparable y que son ideales para la práctica del surf o de cualquier deporte náutico. Varias de ellas tienen la distinción de la bandera azul, que premia su limpieza y seguridad. Algunas de las más conocidas son la playa de Doniños, la de Esmelle o la de Santa Comba.

Cabo Prior

Foto via Jesús Perez en Flickr.

El Faro del Cabo Prior, a 14 km. de la ciudad, es el mirador perfecto para observar la puesta de sol sobre el océano Atlántico. La costa gallega, llena en este punto de acantilados, nos ofrece lugares de una belleza incomparable.